80% de las viviendas en nuestro país necesitan mejorar sus condiciones

El incendio en la Chacarita que afectó a más de 150 familias puso nuevamente en debate el derecho a una vivienda digna. Hablamos con María Soledad Nuñez Mendez, ex Ministra de Urbanismo, Vivienda y Hábitat sobre esta problemática.

0
567

La experta comenta que la situación de la necesidad habitacional en nuestro país es enorme, asegurando que más del 80% de las familias necesitan mejorar el estado de sus hogares. “Lo que más se necesita son políticas de estado que ayuden a mejorar las condiciones de las viviendas de las familias paraguayas, los problemas van desde el tamaño, hasta la base, los materiales utilizados en la construcción y la distribución de personas viviendo adentro”, expresó. 

En la ocasión, la profesional dijo también que la estructura tanto de las casas como de los servicios son otros problemas en el sector. “Las estructuras son construidas sin ninguna planificación, ya que las familias van construyendo según el ingreso, entonces el resultado es una vivienda inadecuada, además hay que tener en cuenta la problemática con servicios, ya que aun no contamos con una cobertura de agua y de luz adecuada para nuestro país, llegando a las famosas conexiones clandestinas eléctricas o la perforación de pozo de agua”, lamentó.

Los trabajos que se deben realizar ante esta situación son varios y según la arquitecta deben contemplar a diferentes instituciones públicas. “La construcción de viviendas nuevas hay que mantener o aumentar incluso, además se deben crear créditos complementarios y accesibles para construir casas nuevas o mejorar las condiciones de las ya existentes, los distritos por su parte deben mejorar la planificación urbana y la disponibilidad de servicios básicos”, explicó.

Además Nuñez dijo que se deben tener en cuenta los territorios sociales en todos sus formatos, como el urbano, el indígena y el rural. “Los asentamientos exigen otro tratamiento, ya exclusivamente de parte del estado, sin dejar de tener en cuenta los mismo detalles, como accesos a créditos y el mejoramiento de servicios”, declaró y agregó que existen diferentes ejemplos a seguir en la región. “El estado debe crear un sistema de garantías parecido al desarrollado en países como Guatemala y Chile, donde se hacen préstamos hipotecarios y formatos de subsidios que representan un crédito a la población para la construcción de sus viviendas”, comentó.  

Sobre el incendio en la Chacarita

La especialista dijo que el hecho representa un ejemplo de un problema totalmente vigente. “Es solo una muestra de la problemática que tenemos actualmente, la zona ribereña es el refugio de las familias que vienen a buscar una mejor vida en la ciudad y no solo en Asunción, pasa lo mismo en Ciudad del Este, con el barrio San Rafael por ejemplo, y quedan como zonas abandonadas por parte del estado”, aseveró y además opinó que lo sucedido aparece como un llamado de atención a las autoridades. “El incendio de la chacarita es el resultado de una deuda histórica del estado paraguayo con el pueblo, resultado de un gobierno actual que lamentablemente no supo continuar las políticas públicas que otras administraciones continuaron o crearon en el sector”, agregó. 

“El incendio en la Chacarita puso en debate la gran desigualdad que existe en una misma ciudad prácticamente a metros de todo, por un lado tenes una realidad deficiente con viviendas precarias y falta de servicios básicos y por el otro lo contrario o por lo menos una mejor situación”, reflexionó.

Con relación a que los pobladores de las zonas de riesgo no colaboran y se muestran opositoras a la idea de trasladarse a zonas más habitables, la arquitecta dijo que no pasa de un decir popular y recordó al barrio San Francisco, donde se otorgó una solución social a más de 4.500 personas del Bañado. “Más que nada es un prejuicio que se tiene,hay muchas más familias que se quieren mudar, pero todo depende del proceso previo que se realiza, además hay que tener en cuenta que ante cualquier proyecto lo primero que reina con nuestra gente es la desconfianza y es totalmente argumentada ya que más de una vez fueron ilusionadas con iniciativas estatales que no llevaron a nada”, aseguró.  

La ex funcionaria estatal, también llamó a la comunidad a cumplir más un papel de controlador del estado y menos de juzgar a los afectados. “La sociedad sobre todo debe participar en el mejoramiento de la gestión de políticas públicas y luchar contra los perjuicios que surgen con relación a los pobladores afectados por esta situación, la crítica debe ser constructivas y realmente en vez de cuestionar a los pobladores afectados, se debe cuestionar a las autoridades a cargo de mejorar la situación”, concluyó.

En Paraguay, el déficit de vivienda afecta a una importante franja de la población , desde los grupos más vulnerables hasta la clase media, siendo la oferta de vivienda social insuficiente, pues se tiene un déficit actual de 1.100.000 viviendas según fuentes oficiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí