Rompen el silencio y denuncian acoso sexual en el Cuerpo de Bomberos de CDE

A través de una nota escrita dirigida a la Comisión Directiva del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ciudad del Este, varias voluntarias denunciaron que son víctimas de acoso sexual por parte del vice-comandante, Fabio Bravo. Piden una investigación interna y que el denunciado sea separado del cargo.

0
15671

Es una situación que lleva años, pero esta vez el hartazgo llegó al límite. Las afectadas se unieron y decidieron presentar el 01 de octubre pasado, una denuncia formal y escrita ante la Comisión Directiva de la institución bomberil.

La nota fue firmada por 12 voluntarias, cuyas identidades son omitidas como medida de protección a las denunciantes.

«Amenazaba con suspender o dar de baja»

Leticia Paola Ortíz cuenta que sufre acoso por parte de este superior desde enero de 2012. «Me acosaba de forma física y por mensaje, por donde podía apretarme. Entré en un cuadro depresivo, no quería hablar con nadie, salí de la institución por la puerta de atrás, con un diagnóstico psiquiátrico y mi renuncia», relata la voluntaria.

Ella sigue siendo voluntaria pero dejó de ir al cuartel, porque ya no se sentía segura. Sin embargo, el acoso continuó. «Desde el día que yo salí de la institución como rentada, él insistía que quería salir conmigo, hubo un momento en que me coqueteó. Nadie me escuchaba, varias veces hablé», comenta.

Pero Leticia no es la única bombera víctima de acoso. Según la denunciante, el vice-comandante Fabio Bravo abusa de su poder y amedrenta a quienes se resisten a sus intenciones. «Enviaba mensaje y eliminaba. Con todas era así. Amenazaba con suspender y dar de baja, por cualquier cosa. Todo para poder acceder a sus deseos», relata Leticia.

«Te dice bebé… que quiere salir, que nadie tiene que saber. Decía que yo podía tener otros beneficios. Yo trataba de tener el menos trato posible con él», agrega.

Leticia ya presentó un relatorio con pruebas del acoso que sufrió por años dentro del Cuerpo de Bomberos, para que el caso sea investigado por el Tribunal de Ética de la institución.

«Hay miedo porque hay amedrentamiento. Él quiere llegar a acuerdos, pidiendo que paremos con eso. A una de las víctimas le hizo saber que él tiene mucho dinero», expresa.

«Mucho tiempo me callé por miedo».

Una voluntaria con 5 años de antigüedad, que prefiere mantener su identidad en el anonimato, comenta que sufrió acoso del vicecomandante desde que era aspirante.

«Me insinuaba las cosas y yo no le hice caso. Entonces se iba alargando el acoso, me perseguía, no podía verme sola», relata.

Dice que dejó de molestarla cuando ella se retiró del cuartel. Pero hace 5 meses, volvió a activar y el acoso continuó. «Me decía: ‘Si aguantas así en un incendio cómo vas a aguantar en la cama’. Yo no quería irme más al cuartel por miedo, pedía a un compañero que me acompañe, que no me dejen sola», cuenta.

Ella dice que es hora que caiga y ya no pueda hacerle daño a ninguna mujer. «No puede ser que varias voluntarias sigamos sufriendo por su causa», expresa con convicción.

«Yo no tengo problema, no me voy más a callar. Mucho tiempo me callé por miedo. Me hacía trotar y yo sabía el motivo. Era porque me negaba a él. Es un hombre peligroso que abusa de su autoridad y se cree la gran cosa por la plata que tiene», dice la voluntaria.

Apoyo interno a las denunciantes

La denuncia escrita por acoso contra el vicecomandante Fabio Bravo fue presentada con una nota adjunta de apoyo a las denunciantes, firmada por 30 bomberos voluntarios (hombres y mujeres).

«Damos nuestro incondicional y total apoyo solidario a las mujeres compañeras y voluntarias de nuestra noble institución que han sufrido diversos tipos de actos de acoso por parte del bombero voluntario combatiente, Capitán Principal Fabio Bravo», señala la nota.

«Lo vamos a separar del cargo»

El capitán Andrés Fernández, presidente del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ciudad del Este, afirma que el caso será investigado y que la institución no apañará situaciones de acoso.

Informó que el vicecomandante Fabio Bravo presentó su renuncia, pero la misma no fue aceptada por la Comisión Directiva.

«Tendremos una reunión y lo vamos a separar del cargo. Pasará al Tribunal de Ética», anunció.

Dijo que tomó conocimiento recientemente del caso, a través de una denuncia verbal de una de las afectadas. «En principio fue verbal y les incentivé que sea escrita, para que vaya hasta las últimas consecuencias», afirma el presidente.

Según el capitán Andrés Fernández, la situación se arrastra hace tiempo y comisiones anteriores no habían tomado cartas en el asunto. Sostiene que ahora el caso será investigado por el Tribunal de Ética y contó que dispuso que una abogada sea parte de la investigación. Una vez finalizado el dictamen, el caso será comunicado al Ministerio Público.

Las víctimas esperan que se investigue como corresponde y comentaron que recibieron el respaldo del presidente y la Comisión Directiva del Cuerpo de Bomberos.

El Urbano intentó obtener la versión del Capitán Fabio Bravo, quien manifestó que por recomendación de su abogado no dará declaraciones a la prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí