Campaña «Usa la Cabeza» busca promover el uso correcto del casco al manejar

#UsáLaCabeza, la campaña que fue lanzada en la semana en el Touring y Automóvil Club Paraguayo, lleva como objetivo primordial el promover la correcta utilización del casco reglamentario por parte de los tripulantes de motocicletas. La difusión de mensajes de sensibilización y la distribución de 1776 cascos en 12 ciudades del país con mayor índice de siniestros viales son algunas de las acciones de esta campaña.

0
497

Los impulsores de esta campaña de alcance nacional que se prolongará durante tres meses en el marco del proyecto «Cascos seguros y asequibles» son la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPY), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial (ANTSV).

El uso correcto del casco como elemento de seguridad disminuye en un 70% la posibilidad de sufrir lesiones cerebrales en un accidente.

El doctor Hugo Mersán, presidente del Touring, refirió que los motociclistas no solo son el grupo con más víctimas mortales en el país, sino también el que presenta el mayor número de traumatismos causados por accidentes de tránsito. 

«Un 55 % de los usuarios de moto fallecieron en siniestros viales registrados en el año 2019, mientras que 75 % de ellos resultaron lesionados en el 2020, según datos del Hospital de Trauma Manuel Giagni», sostuvo.

Una medida de seguridad para contrarrestar esa realidad es el uso del casco reglamentario que puede evitar lesiones severas en la cabeza y fatalidades debido a traumas craneales.

El casco previene el contacto directo entre el cráneo y el objeto que hace impacto, al actuar como una barrera mecánica entre la cabeza y el objeto.

 Por eso, la campaña Usá la cabeza difunde como mensaje principal “Elegí vivir”, que insta a utilizar el casco de forma adecuada (abrochado) y conforme a las disposiciones nacionales. También promueve emplear el chaleco reflectivo como elemento de seguridad pasiva indispensable en materia de visibilidad.

Por su parte, y en representación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Pablo Tabilo señaló la importancia de la utilización de cascos de seguridad reglamentarios y subrayó que su uso correcto «aumenta el 42 % de posibilidades de sobrevivencia a un accidente en motocicleta, mientras que disminuye en 70 % la probabilidad de sufrir lesiones».

La campaña busca salvar vidas en accidentes de moto mediante el uso correcto del casco.

Leandro Perillo, gerente de la Movilidad de la FIA Región IV, remarcó que con la campaña se busca el entendimiento de que con la utilización del casco se reduce la cantidad de muertes. «Tenemos que sentar las bases para que esta sea la piedra fundamental para que en Paraguay todos usen el casco», manifestó.

El Dr. Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, indicó que el uso del casco significa disminuir a tan sólo 16 % las lesiones graves en un siniestro. «Si uno tiene un siniestro vial en moto, con la velocidad que conducimos en las ciudades y también zonas rurales, la muerte cerebral es casi segura», advirtió. 

Luego, agregó que «el 80 % de las víctimas que no llevan cascos quedan tiesas. Tan sólo el 20 % son los pacientes que pueden ser rescatados que llegan a un centro asistencial».

1776 CASCOS REGLAMENTARIOS PARA 12 CIUDADES

Esta campaña busca promover la utilización de cascos homologados y las normativas viales en motociclistas, atendiendo al incremento de siniestros viales en nuestro país.

Además de los mensajes que se difundirán a través de los medios de comunicación y las redes sociales, la campaña repartirá 1776 cascos reglamentarios a los motociclistas que se registren en un enlace que próximamente se dará a conocer a través de las redes sociales del TACPY. 

Los requisitos para anotarse son tener la habilitación y el registro de conducir al día, y participar de una charla de educación vial de 60 minutos.

San Lorenzo es el primer municipio donde se repartirán los cascos. La entrega será el 4 de marzo. Luego se encuentran Lambaré, Ñemby, Villa Elisa, Luque, Itauguá, Capiatá, Asunción, Ciudad del Este, Caaguazú, Encarnación y Concepción. Estas ciudades fueron definidas de acuerdo a la incidencia de siniestros viales en base a cifras de la Agencia Nacional de Tránsito.

En este punto, María del Carmen González de Porro, directora de la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, invitó a las autoridades municipales y agentes de control a «trabajar por la vida», a través de su participación en esta campaña.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí