Atinguy recibe exitosamente el nacimiento de dos crías de Yaguareté

En el Refugio Faunístico Atinguy dependiente de la Entidad Binacional Yacyretá, nacen dos crías de yaguareté (Panthera onca), la misma es la primicia de esta especie del programa de reproducción.

0
74

En el refugio se han logrado otras numerables reproducciones de forma exitosa con el Aguara Guasú o Lobo de Crin, el Guasú Puku o Ciervo de los Pantanos, el Yagua Pyta o Puma Concolor, entre otras diversas especies amenazadas con la extinción.

A partir del año 1982 se establece el Refugio Faunistico Atinguy, en un predio de 100 hectáreas, ubicado a 18 km. de la entrada a la Ciudad de Ayolas, es absolutamente dependiente de la Entidad Binacional Yacyretá; la misma tiene en existencia en el refugio mamíferos, aves y reptiles, estas especies habitan áreas de influencia de la Represa y también animales traídos de otras regiones del país.

En el refugio los animales se encuentran distribuidos en jaulas, corralones y libres adecuado a las condiciones aptas para cada especie con el fin de observación, cría y reproducción de los mismos, además ofrece al público la posibilidad de observar a las diferentes especies a través de un circuito habilitado diariamente para los turistas.

En el marco de legal para la conservación del yaguareté la que posteriormente abraza las disposiciones establecidas en Ley Nº 5.302/2014 “De Conservación de la Panthera onca” y un sueño abrazado por Yacyretá, que es la posibilidad de reproducir esta especie en grave peligro de extinción en todo el territorio nacional. En este año fue posible.

Chiqui el jaguar paraguayo del Refugio Faunístico Atinguy que hace algunos años participo en la contribución de preservación de la especie tras formar parte del programa de reproducción en Corrientes – Argentina, de cuyo intercambio nacieron dos crías “Aramí y Mbarete” ambos liberados en noviembre del 2019 en los Esteros del Iberá y retomando así  a su hábitat desde el mismo año en el refugio juntamente con Xena una donación de un ejemplar hembra donado por la Granja y Refugio Silvestre Urutaú, de Filadelfia, Chaco, Paraguay propiedad de Holger Bergen. Son quienes hicieron posible que de manera histórica Atinguy registre el nacimiento de dos crías de yaguareté.

Sanas y fuertes

Las dos crías (macho y hembra) se encuentran sanas y fuertes, con un peso de 4,300 kilogramos cada una bajo el cuidado de profesionales de la institución desde su nacimiento.

Gracias al trabajo que se llevó a cabo con éxito en el proceso de ingesta de calostro y lactancia, evitando la presencia de personas cerca del recinto y cualquier otro factor que pudiera provocar algún tipo de cambio en el comportamiento de la madre, lo que podría provocar que la madre rechace o se niegue a sus crías. Tras haber completado el procedimiento anterior, a medida que pasó el tiempo, la madre y las crías fueron separados temporalmente para su control y pesaje.

El programa de Conservación de jaguares por su parte expone que el yaguareté se produce con facilidad en cautiverio, su sistema de apareamiento es promiscuo, en zonas tropicales los yaguaretés pueden reproducirse todo el año, también expone que en Paraguay las crías suelen nacer con más frecuencia entre noviembre y diciembre.

Los yaguaretés tienen crías cada dos años, comúnmente tienen camadas de 2 crías pudiendo variar entre 1 y 4. El amamantamiento se mantiene hasta aproximadamente los 5 meses de edad. En esta especie es la hembra la encargada de la protección, alimentación y entrenamiento de las crías. Por ello se vuelve mas agresiva.

A nivel global el yaguareté se encuentra listado como “casi amenazado”, mientras que, en Paraguay, el mismo está reconocido como especie en peligro de extinción por la Secretaria del Ambiente.

Las amenazas directas que sufre la especie es la cacería furtiva, la perdida de habitad, la vulnerabilidad de las instituciones responsables esto es porque impide el correcto cuidado y conservación de los mismos, la educación ambiental insuficiente, la investigación científica insuficiente, la fragmentación de hábitat, el cambio climático, la disminución de presas. En síntesis, existen varias categorías de amenazas contra la biodiversidad, afectando más inmediatamente a las especies consideradas especies paraguas.

Un día para recordarlo y protegerlo

Desde el año 2019, fue declarado el Día Internacional del Jaguareté el 29 de noviembre, con el objetivo de que la población mundial reconozca el rol fundamental que juega la especie en el mantenimiento de los ecosistemas naturales.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí