Ebrios, 10 años de punk rock esteño

La banda esteña de punk rock Ebrios completa 10 años de historia. Conversamos con el vocalista Fabricio Benitez sobre como “un juego de niños sin tener el talento, solo la ilusión” (como dice una de las canciones de la banda) se convirtió en un grupo con años de carretera y 3 materiales lanzados.

0
527

A pesar de ser un movimiento minoritario, el punk es un subgénero que cuenta con su espacio dentro de la historia del rock altoparanaense. Incluso ya en la década de los 90 existieron precursores, como Solunático, cuarteto de Presidente Franco cuyos miembros después fueron luego a otras bandas y siguieron nutriendo la escena. En los 2000 surgieron mucho más nombres (Parachoque, Vecindad Autopsia, Moloko, Pestilencia) y en la actualidad se puede citar a Reacción Tardía, que si bien no practica exclusivamente punk rock, tiene una notoria influencia del género.

Sin embargo, que una banda llegue a los 10 años de historia defendiendo el estilo es algo muy digno de nota, principalmente por el hecho de que el punk rock (salvo algunos años a mediados del 2000) estuvo casi siempre alejado de los círculos de masividad. Es el caso de la banda Ebrios, que este año llega a  su décimo aniversario casi sin darse cuenta: “Solo queríamos pasar el rato, joder y ser felices. Y ahora pensamos ‘chaaa, 10 años, somos unos caraduras’” dice entre risas el vocalista Fabricio Benitez.

Ebrios empezó en el año 2011, aunque el batero Pedro Bonet cuenta que la intención de formar la banda ya estaba mucho antes. “En 2011 recién se pudo empezar a tener los instrumentos, pero la idea de la banda ya existía desde los años 2000”. El vocalista Fabricio sigue con la historia: “Se formó la idea en el último año de colegio, que ya escuchábamos punk e íbamos a los conciertos, luego del fútbol y frías. Empezó Ricardo Corvalán en la guitarra y nosotros cantando, así nos fuimos animando de a poco”.

La primera formación, ensayos y temas propios

Ensayo de Ebrios

La formación inicial de la banda fue con Ricardo Corvalán en la guitarra, Luis Calonga en el bajo, Pedro Bonet en la batería y Fabricio Benítez en la voz. El nombre salió en uno los ensayos en la casa de Pedro: “La mamá de Pedro en una de esas nos dice EBRIOS PARTIDA, y quedó el nombre (risas)”, cuenta Benítez.

Luego siguió un paso fundamental, que no todas las bandas se animan a tomar, el de hacer temas propios. De hecho, Fabricio lo menciona como uno de los momentos más importantes en la historia del grupo. “Creemos que fue muy importante cuando empezamos a componer, tocar nuestras canciones. Y que algunos locos canten lo mismo, con nosotros, eso no tiene precio”.

Así, de algo que nació “en joda, para juntarnos entre amigos”, Ebrios fue acumulando canciones hasta llegar a tener 3 materiales lanzados: ‘Tregua si o si’ (2014), ‘Una y nos vamos’ (2017) y el más reciente, ‘Seguiremos insistiendo’ (2020), los cuales suman más de 20 composiciones propias. La formación actual es con Pedro Bonet en batería, Angel Rolón en bajo y voz, Ricardo Corvalán en guitarra y coros y Fabricio Benitez en voz.

“No es fácil tocar punk rock”

Otro punto alto de la historia de Ebrios mencionado por los integrantes es su participación en el festival Hellfest, que se realiza periódicamente en la ciudad de Foz de Iguazú. El hecho no solo de haber tocado en el país vecino, sino de haber llevado una cantidad importante de público fue algo muy especial para la banda: “Llevamos 50 personas, que hayan ido con nosotros hasta allá fue impresionante”.

Fabricio cierra diciendo: “No es fácil tocar punk rock y hacer temas propios. Lo bueno de esta post pandemia es que los grupos de todos los estilos nos estamos juntando y uniendo para mover el rock y que sea fiesta para todos los estilos. Creemos que hay una nueva y buena hermandad, y así también fomentar, mantener el rock en la ciudad”.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí