Olimpia vs Cerro Porteño: La historia de la rivalidad entre los dos más grandes del fútbol paraguayo

Como cada domingo de superclásico, los hinchas de los dos equipos más importantes del país se preparan para vivir una jornada cargada de emociones. Entre el Rey de Copas y el Ciclón de Barrio Obrero existe una marcada rivalidad, un enfrentamiento de más de un siglo entre sí. Como previa al partido más importante y popular del fútbol nacional, repasamos de donde viene ese antagonismo histórico.

0
125

Si existe un partido aparte en cada país, ese partido es sin lugar a dudas el superclásico. Los dos equipos de fútbol más populares e importantes disputan algo más que tres puntos en ese encuentro. El folclore deportivo no puede faltar desde la previa y no faltará en un tiempo posterior. Que si uno es más grande, que si otro es más popular, entre otras cargadas que, para algunos exagerados, lo llevan al terreno de la disputa física. Pero con esta nota no queremos apelar a la violencia, sino simplemente dar un vistazo a lo histórico para saber cuándo nace esta  particular pugna entre el Club Olimpia y el Club Cerro Porteño.

La rivalidad entre ambos clubes comenzó a muy poco de la fundación del Club Cerro Porteño. El club se fundó el 1 de Octubre de 1912, en un momento en el que el campeón vigente del fútbol paraguayo era el Olimpia. Los azulgranas nacieron con pretensiones de representar a los barrios populares a diferencia de otros clubes fundados años antes por integrantes de las llamadas élites sociales, entre ellos el club franjeado. 

En el año 1913, la Liga Paraguaya de Fútbol cambió sus Estatutos Sociales e incluyó la disposición que debían ser 5 los clubes que participan anualmente del campeonato oficial, a diferencia de los 4 que jugaron el año anterior. Por lo tanto, organizó un torneo preliminar y clasificatorio del cual tomaron parte 4 equipos, Cerro Porteño, el 10 de Agosto de San Lorenzo, El Porvenir de Ypacaraí y River Plate. El torneo lo ganó el equipo de Cerro Porteño y ganó el derecho de participar del campeonato de 1913 juntamente con Olimpia, Sol de América, Nacional y Guaraní. 

Equipo de Cerro Porteño y Olimpia en el año 1913

Ese torneo lo ganó Cerro Porteño y último quedó el hasta entonces campeón  Olimpia. Aquel fue el primer golpe de rivalidad entre los simpatizantes de dichos equipos. Al año siguiente la situación cambió, habiéndose sumado un club más al torneo (River Plate), Cerro Porteño hizo la misma campaña y Olimpia revirtió su mala actuación del año anterior y al término del campeonato de 1914 terminaron primeros los dos clubes con 15 puntos, por lo que tuvieron que jugar partidos de desempate para definir al nuevo campeón. El primero fue un empate 2-2 y el segundo otro por 1-1 por lo que se tuvo que disputar una finalísima en la que el Decano venció 3-2 y recuperó el honor de ser el mejor del país. 

Demás está decir que sus simpatizantes devolvieron las cargadas recibidas el año anterior, lo que iba generando una rivalidad entre ambos. Con lo sucedido en los dos años anteriores, el torneo de 1915 sumó mucha leña al fuego de la clásica rivalidad. Esa temporada volvieron a terminar empatados en el primer lugar de la tabla de posiciones, esta vez con 12 puntos cada uno, lo que obligó a partidos de desempate con un formato diferente al del año anterior. 

Esta vez sería al mejor de dos partidos y si al cabo de los dos no había un ganador, el segundo juego sufriría un incremento de tiempo para definirlo. La primera final terminó 1 a 1 y la segunda 4 a 4, por lo que se jugó tiempo suplementario. Fueron en esos 30 minutos extra que Cerro Porteño empezaría a visualizar su futuro mote de “Ciclón” al marcar 3 goles más en ese lapso para quedarse con el partido por el global de 7-4 y también con su segundo título de campeón. La desazón en los olimpistas de aquel entonces fue total.

Los cerristas estaban extasiados con el orgullo en su máxima expresión, habían ganado 2 de los 3 campeonatos jugados y en el otro fueron finalistas. Aprovechando la efervescencia existente entre los hinchas de ambos clubes, el domingo 27 de febrero de 1916 se organizó un partido amistoso entre ambos clubes en el Parque Caballero, que en esa época era lo que hoy sería el Defensores del Chaco, el espacio para el fútbol más concurrido del país (con el permiso de La Nueva Olla)

El partido tuvo una concurrencia notable de personas y terminó con una goleada extraordinaria a favor de Olimpia por 10 a 1. Ese fue el punto de explosión de la máxima rivalidad entre ambos clubes. Marcó un declive en el rendimiento cerrista que en el campeonato de ese año (1916) quedó en 4° lugar con 12 puntos y Olimpia se alzaba con su 3° título de campeón con 22 puntos en una campaña brillante.

Cerro Porteño se coronó campeón de 1918 y consiguió su primer bi campeonato al ganar el del año 1919. Los hechos acontecidos entre 1912 y 1919, entre el nacimiento del club Cerro Porteño y el cuarto título de esa institución, intercalados con otros 4 títulos de campeón de la Liga Paraguaya de Fútbol ganados por el club Olimpia cimentaron una rivalidad que trascendió el siglo y llega hasta nuestros días. 

La historia nos cuenta que desde entonces la lucha por los campeonatos entre ambos equipos fue casi excluyente todos los años. Desde 1913, esto es, desde que participan simultáneamente de los torneos. 

En la fecha se disputará a las 18:30h el clásico #310 entre ambos equipos, en el marco de la pandemia por la COVID-19 (lo cual imposibilita la afluencia de las hinchadas a los estadios). Por lo tanto, las redes sociales serán las gradas como ya lo fue en los últimos encuentros. Desde Cerro Porteño llevan el hashtag #HoyJuegaElMásPopular mientras que en Olimpia lo es #NuestroClubNuestraEsencia. 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí