Día mundial de la justicia social: la brecha digital como materia pendiente

Según proclamación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada 20 de febrero se recuerda el día de la “Justicias Social”, el mismo ente con esta acción quiere apoyar la labor de la comunidad internacional encaminada a erradicar la pobreza y promover la igualdad de oportunidad para todos. Teniendo en cuenta el contexto mundial este año los esfuerzos van muy dirigidos a lo que es la brecha digital.

0
149

¿Pero qué se entiende por brecha digital? ¿Por qué es tan importante como elemento de justicia social? Hernán Fleitas, analista, consultor tecnológico, organizador google developer groups CDE y fundador de MiLAB espacio maker colaborativo analiza la situación en nuestro país.

¿Qué se entiende sobre brecha digital y cuál es la situación de nuestro país?

La brecha digital es la desigualdad que se refleja en el acceso a la información, comunicación, educación y servicios digitales de parte de la población de un territorio. Existen 3 tipos básicos de brecha digital: Brecha digital de acceso, de uso y de calidad. En otras palabras; no basta con tener conectividad en todas las ciudades, 1 computadora por alumno o algo similar si no hay un proceso de adopción y uso correcto de esas herramientas.

¿Cuáles son nuestras principales debilidades en el sector?

En el ámbito de infraestructura hemos sufrido por mucho tiempo una muy baja calidad de conectividad, de alguna forma va mejorando por la inversión privada. En lo que refiere a la adopción de nuevas tecnologías y partiendo de la educación estamos en un nivel muy bajo, básicamente nuestra población es consumidora digital (creamos muy poco) a falta de incentivos y programas en serio es difícil cambiar esta realidad. La nueva economía 4.0, nos obliga a tener mejores infraestructura, mejor educación, mejores leyes que impulsen productos y servicios digitales para no quedar relegados en esta nueva era.

¿Cuáles son nuestras principales fortalezas?

Nuestra Geografía es una de las mayores ventajas en términos de la posibilidad de mejorar de infraestructura en relación a otros territorios con muchos desafíos en su geología, medio ambiente, etc. Además nuestra población está relativamente concentrada en regiones y está compuesta en su mayoría de gente joven en su mayoría nativos digitales lo que hace más fácil mejorar la preparación de la población con herramientas adecuadas para los desafíos actuales y futuros.

¿Cuál es el papel del estado en mejorar la situación?

Los gobiernos deben ofrecer el ambiente apropiado para la  creación y  despliegue de servicios digitales accesibles, esto a través de leyes que acompañen la necesidad actual de la industria 4.0, donde la conectividad de calidad es vital. Es necesario acelerar con el concepto de gobierno electrónico mediante marcos de reglamentación, direcciones estratégicas y garantías gubernamentales que sean un norte para la verdadera accesibilidad y disminución natural de la brecha digital.

¿Nosotros como sociedad qué podemos hacer?

Es necesario que entendamos que la tecnología digital ya es parte de nuestro dia a dia, entender de que a medida esto avanza irá penetrando en todas nuestras actividades, que nos va a ofrecer grandes oportunidades pero también grandes retos y por ende los menos preparados serán desplazados. Entendiendo esto, podemos colaborar en acciones que ayuden a disminuir la brecha digital como las que venimos realizando desde GDG y el sector privado con el MEC con un proyecto denominado HOLA MUNDO que fomenta el desarrollo cognitivo de los niños a través de la programación.

¿Actualmente cómo el acceso digital se convirtió en algo tan importante como el acceso agua?

De alguna forma podemos decir, si uno no está conectado uno se pierde de lo que está pasando, esto es solo si pensamos en términos de comunicación, Pero si pensamos en términos de educación o formación, un acceso a servicios y educación digital compromete el futuro de un niño, su familia y por ende la sociedad donde habita, Se calcula que un 65% de los niños que están iniciando la escuela ahora, se enfrentarán a un mercado de trabajo cuyos puestos no existe ahora.

Siguiendo con el mismo tema, la Encuesta Permanente de Hogares (DGEEC, 2017) señala que un 70,84% de hombres y un 72,92% de mujeres acceden a Internet en nuestro país y que sólo el 43,2% cuenta con acceso a Internet, pero este estudio no especifica el tipo de conexión, e indica que el 56,8% de los hogares no tienen acceso a Internet.

Cabe resaltar que debido a la pandemia del coronavirus, cada vez más se puede notar la falta de inclusión digital de parte de la población paraguaya, ya que varias personas son obligadas a migrar a espacios digitales tanto para recibir educación como para desenvolverse laboralmente y las mismas no cuentan con equipo y/o conocimientos necesarios.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí