Masacre en Tacumbú evidencia una crisis penitenciaria que se tapa con parches

El motín que derivó en la muerte de siete internos en la cárcel de Tacumbú, el pasado martes, es un hecho que lleva a analizar la situación del sistema penitenciario en Paraguay. Desde el Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura, que desde el 2013 viene denunciando las deficiencias, sostienen que la masacre se pudo haber evitado y evidencia una crisis que hasta la fecha no fue abordada como corresponde por las instituciones del Estado.

0
134
La cárcel de Tacumbú fue escenario de un violento motín que causó la muerte de 7 internos, el pasado martes 16 de febrero. (Foto: Gentileza/MNP).

El presidente de turno de la Comisión del Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura, José Antonio Galeano, lamentó el terrible suceso ocurrido en Tacumbú y manifestó que es un hecho que evidencia la crisis penitenciaria que vienen denunciando hace años.

“El MNP desde su apertura en el año 2013, ha acompañado no solo los procesos de la cárcel emblema del sistema penitenciario paraguayo, que es la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, sino todas las penitenciarías del país, en todas ellas ha llamado la atención sobre los graves problemas que enfrenta el sistema penitenciario, hasta el punto que hoy se habla con absoluta propiedad de una crisis penitenciaria, que en su momento fue muy denunciada por el MNP y que ha motivado recomendaciones para diversas instancias estatales, por parte de nuestra institución”, comentó.

Más información: 392 presos murieron en los últimos 7 años en cárceles de Paraguay

El MNP realiza un monitoreo en forma permanente, emite informes y recomendaciones a las instituciones del Estado. “Muchas de ellas no son oídas, de hecho a lo mejor no tendríamos que lamentar un hecho tan trágico, doloroso y totalmente desquiciado como el de Tacumbú si esas recomendaciones se hubieran tenido en cuenta por parte de quienes las reciben”, expresó Galeano.

Entre las medidas que el Ministerio de Justicia pudo haber tomado, para evitar el motín y la muerte de siete internos, está la separación de condenados y personas con prisión preventiva. Recordó que de cada 10 personas presas en Paraguay, sólo 3 tienen condena. “Hay un hecho que es bastante llamativo, que las 6 primeras personas cuyas muertes dolorosas, fueron dadas a conocer, 4 de esas 6 personas no tenían condena. Quiere decir que por el principio de presunción de inocencia, a lo mejor alguna de ellas no tenía por qué estar en ese momento, como para perder lo más sagrado que tiene un ser humano que es su vida”, manifestó el comisionado del MNP.

Urgen soluciones estructurales para el sistema penitenciario

El presidente del MNP sostiene que la masacre se pudo haber evitado. “Se podía haber evitado con un pensamiento más lateral, menos simplista, tan blanco o negro, sino pensando alternativas al encierro como única medida para castigar el delito. Necesitamos una política criminal totalmente distinta a la que tenemos. Si la hubiéramos tenido, estas muertes se pudieran haber evitado”, dijo.

En este hecho hay una ineludible responsabilidad estatal. “El MNP sostiene, en su último informe último de muertes bajo custodia, 392 muertes ocurridas entre 2013 y 2020 en las cárceles de Paraguay, es prueba fehaciente de la responsabilidad que siempre tiene el Estado cuando bajo su custodia se producen estos acontecimientos. Se podrá alegar que no pasa de ser una lucha a muerte, entre facciones del crimen organizado, pero bajo ninguna manera se puede soslayar la responsabilidad que tiene el Estado en materia de velar por la seguridad de personas, a la privación de libertad con una vida indigna que no es propia de ningún ser humano”, enfatizó.

Finalmente, recordó la urgencia de un diálogo entre todas las organizaciones, instituciones e instancias vinculadas al sistema penitenciario. “Debemos hablar de los problemas estructurales que afectan al sistema, mientras nosotros sigamos poniendo parches a situaciones graves, vamos a seguir lamentando estos acontecimientos. Nuestras cárceles son bombas de tiempo y las bombas de tiempo para explotar solo necesitan en el transcurso del tiempo. Espero que no nos sorprendan hechos nuevos de esta naturaleza que tengamos que lamentar”, finalizó.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí