San Valentín: La historia de la festividad del amor

Como cada 14 de febrero, a lo largo y ancho de Occidente se celebra con gran entusiasmo y alegría el Día de San Valentín, también conocido como el Día de los Enamorados. Un día muy especial para muchos, en donde se resalta la importancia del amor y la afectividad. Pese a la creencia de su origen comercial, la festividad viene desde hace mucho tiempo atrás.

0
181
Esta postal llena de amor data del 2015: la pareja formada por don José Anacleto Escobar y doña Cayetana Román. Compartieron sus vidas durante 78 años. (Foto: Karen Quintana)

La historia se remonta a los tiempos del Imperio Romano, más exactamente a finales del siglo II. Era una época de plena expansión del cristianismo por esos lares, pese a los intentos de los dirigentes romanos de terminar con aquella nueva fe por su potencial amenaza a la estabilidad del Imperio. Según la tradición, es en este contexto en que aparecen tres mártires romanos llamados Valentín.

El primero fue un sacerdote de Roma que ponía en riesgo su vida para unir a las parejas en matrimonio. El emperador Claudio II lo prohibió porque, a su juicio, los solteros sin hijos eran mejores soldados. San Valentín consideraba esto algo injusto, por lo que lo desafió casando en secreto a las jóvenes parejas. Esto no gustó nada en las altas esferas del poder, por lo que fue detenido y enviado por el emperador al prefecto de Roma, quien al ver que todos sus intentos para hacerlo renunciar a su fe eran inútiles, mandó a que lo decapitaran, previa golpiza,  un 14 de febrero del año 270. Este es el San Valentín más popular y al que está dedicado esta festividad.

Cuenta la leyenda que antes de su muerte obró un milagro y devolvió la vista a la hija ciega de su carcelero. Cuentan que lo hizo porque el guardiacárcel se burló de la doctrina cristiana y Valentín quiso demostrar de esa forma el poder de Dios. Otra historia dice que cayó enamorado de una mujer llamada Julia, a quien en la víspera de su ejecución escribió una tarjeta de amor firmada “Tu Valentín”. Como forma de agradecer al mártir, ella plantó un almendro de flores rosadas sobre su tumba, árbol que desde entonces se ha convertido en símbolo del amor y la amistad. Y ahí se inició la tradición de regalar flores en la fecha que nombra este santo.

El otro San Valentín fue el obispo de Pignataro Interamna (actualmente Terni, en Italia), famoso por su evangelización, diversos milagros y curaciones. Compartió el mismo destino que el del primer caso, ya que fue decapitado en tiempos del emperador Marco Aurelio. Lo mataron en secreto a altas horas de la noche para evitar la reacción del pueblo de Terni, en donde era muy amado. Lo enterraron en la Vía Flaminia, entre Roma y Terni.

Del último San Valentín no se tiene mucha información sobre él, pero la leyenda cuenta que fue un mártir en África, quien pereció (previa tortura) junto con un cierto número de sus compañeros y seguidores. Con el pasar de los siglos, estos tres Valentines se fueron unificando en la memoria popular, dando lugar así a un personaje, una historia y una tradición que sigue hasta nuestros días.

El Papa Gelasio estableció el 14 de febrero para honrar a San Valentín entre el año 494 y el 498. Existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.

Pero en 1969, bajo el pontificado de Pablo IV y después del Concilio Vaticano II, fue eliminado del calendario, pasando a ser una fecha con un santo pero sin celebración oficial. Ya era tarde, pues el festejo había florecido en múltiples sociedades. En el Siglo XX se convirtió en un poderoso negocio: Solo en 2016 en E.E.U.U. se movió más de US$ 19.700 millones en tarjetas y detalles para San Valentín, según estiman desde la Federación Nacional de Comercio estadounidense.

El imaginario colectivo y la tradición popular han unido fuerzas para convertir la celebración oficiosa de San Valentín en el día de los Enamorados. Desde El Urbano deseamos que pasen una excelente jornada con sus seres queridos.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí