Descubrí cómo se vive en la Comunidad “El Triunfo”

El Triunfo es una comunidad asentada en el Km 34 de la ciudad de Minga Guazú. Los pobladores de la zona tienen una filosofía muy estricta: no se permiten “ricos” ni extranjeros. Ya pasaron más de 31 años desde que un grupo de campesinos de Nueva Esperanza (Alto Paraná) se trasladaron a Minga Guazú para fundar la que es considerada una “comunidad modelo”, que hoy sirve de hogar a unas 220 familias.

0
200

“Es una comunidad modelo, la única existente en Paraguay en la que no hay ni ricos ni extranjeros”, describe Teodoro Galeano, dirigente de la comunidad. “Son 752 hectáreas, con 220 familias asentadas; 120 se encuentran en la zona rural y 100 en la zona urbana”.

Lo que más llama la atención son, por supuesto, las reglas que imponen a sus habitantes: “Ni un solo extranjero, ni un rico está en esta comunidad. Tenemos esa restricción para evitar que desaparezca la comunidad, porque estas personas tienen otra filosofía, otra mentalidad, otra cultura. Cuando ellos están, los productores les venden sus terrenos y ya empiezan a mirar a la ciudad”, indica el productor.

Teodoro Galeano y los cultivos en la comunidad El Triunfo de Minga Guazú.

Sin embargo, sí reciben a los extranjeros que estén interesados en aprender de ellos y a compartir sus vivencias: “Es una comunidad que recibe muchos visitantes. Mi finca es como una finca-escuela, en la que vienen estudiantes de la universidad a ver cómo se trabaja, a compartir. Vino gente de Brasil, de Argentina, de Bolivia, de otros continentes también. Los árabes, hindúes (sic), siempre vienen a mirar nuestra producción, porque tenemos productos controlados en cuanto a químicos. Tengo experiencia en producción diversificada, bien natural”, explica.

Lectura relacionada: Así se preparan los hortigranjeros de la feria para este fin de año

Sobre este último punto, Galeano profundiza con entusiasmo: “No es una producción exactamente orgánica, es muy difícil eso, pero sí es sano todo. Participé de congresos en Brasil, Argentina, Bolivia. Tuve también la oportunidad de viajar a Corea del Sur en un estudio de 30 días. Tengo mucha experiencia en producción hortícola”, comparte.

Los productores rurales de El Triunfo venden sus productos en la Feria Permanente de Ciudad del Este, de donde consiguen la mayor parte de sus ganancias: “El ingreso semanal mediante la comercialización de nuestros productos es lo que permite el arraigo de las familias campesinas”, argumenta Galeano. Además, lanza un mensaje: “Nosotros invitamos a nuestros consumidores para que ellos vengan a visitar la finca. Estamos a apenas mil metros de la ruta”.

Dentro de El Triunfo

La “finca-escuela” de Teodoro Galeano ha levantado interés entre algunos académicos.

A pesar de ser conocida por ser una comunidad de productores, la zona urbana de El Triunfo es parte importante de su alma: “Tenemos escuelas, dos capillas del patrón San Miguel. Cada lotero dona cuatro metros de terreno; de esos cuatro metros, cerca de la ruta tenemos una cancha para práctica de deportes, una iglesia, un parque ecológico y un colegio. Además, cada propietario tiene un lugar para poner su casa”, comenta.

Además, la profesionalización se propagó con éxito: “Acá gracias a dios no hay pobres. La gente vive bien, tiene suficientes alimentos, alimentos sanos, tienen suficiente posibilidad para enviar a su familia a la universidad. Así ya tenemos muchos profesionales, por ejemplo, en mi familia ya tengo dos hijos que son ingenieros agrónomos. También tenemos estudiantes de Derecho, de Ciencias de la Educación… diferentes clases de profesiones que estudian los habitantes de la comunidad”, cita.

“Nosotros siempre tenemos en cuenta muchas cosas, como nuestras costumbres, cultura, la solidaridad… todo se practica y eso es lo que construye la comunidad. Para nosotros es un orgullo, porque no hay una comunidad igual. La cuidamos, es una lucha constante, tenemos que enfrentar situaciones para enfrentar a los invasores, en este caso, la invasión de los grandes agroexportadores, los que trabajan de forma mecanizada. Es una situación complicada, pero hasta ahora conseguimos mantenernos”, concluye Galeano.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí