Teatro y cine habilitados, pero con más dudas que certezas

Según el último Decreto Presidencial relacionado a la cuarentena, las fases culminaron y varias actividades ya pueden volver, entre ellas el cine y el teatro. Hablamos con representantes del sector, para saber cómo recibieron la noticia.

0
171

El teatro local se estaba adaptando a la nueva realidad, así que volver a trabajar como siempre pero de forma diferente al mismo tiempo exigirá un poco de tiempo, comentó Julio de Torres, actor, dramaturgo, músico, escritor y secretario general de la Unión de Actores del Paraguay.

¿Cómo tomaron la noticia de retomar las actividades?

Tenemos sentimientos encontrados y seguimos muy preocupados. Por un lado, claro que tenemos ganas de volver a trabajar y de que nuestros colegas retomen sus actividades, habida cuenta de que esta crisis sanitaria perjudicó severamente al quehacer artístico. Pero, por otro lado, consideramos que el levantamiento de la cuarentena hace mella en el bienestar de la gente y no hay garantías de que los artistas puedan tener una vida digna. No queremos que nadie corra riesgos por el solo hecho de que las actividades económicas deben seguir su curso y seguir “produciendo”. Este repentino levantamiento nos genera muchas dudas y probablemente responda a una realidad poco auspiciosa.

¿Cuáles serán los cuidados a tener en cuenta en esta vuelta de actividades?

No existe un protocolo en detalle en el ámbito de los eventos culturales y artísticos. Solo la práctica deportiva, particularmente el fútbol, cuenta con un protocolo. El Ministerio de Salud está en falta con los gremios artísticos, debiendo habilitarse espacios consultivos para poder tomar decisiones tan importantes que requieren de criterios que nosotros manejamos. La actividad escénica es un ámbito diferente que no está condicionado por la mera aglomeración. Es un trabajo que contempla varias disciplinas y diferentes dinámicas de trabajo. Por el momento, el protocolo básico está, no obstante, seguiremos tomando los recaudos sanitarios y de higiene correspondientes como se ha venido haciendo.

¿Las primeras obras ya cuentan con fecha de presentación?

Depende. Probablemente varios grupos y elencos vayan reconfigurando sus agendas para arrancar con nuevas producciones. Y hay también obras con estrenos pendientes, o que fueron financiadas por fondos públicos que deben ser urgentemente reprogramadas. Algunos fondos dieron la posibilidad de que los estrenos pueden hacerse vía streaming o grabadas en formato audiovisual. La decisión correrá por cuenta de los productores y consideramos que, en caso de haber obras con fondos concursados, las instituciones patrocinadoras tienen que ser flexibles. Creo que todos los artistas escénicos preferimos el estreno en vivo con un público al que ofrecemos nuestro servicio. El teatro es un acto convivial, convoca la presencia del otro que se hace imprescindible. Hubo esfuerzos de realizar obras en formato audiovisual, bien recibidas, pero no es lo mismo. Lo que tiene justamente el teatro es que cada función es única y eso lo hace una labor especial. Uno va al teatro aceptando una convención, aceptando que aquello que va a mirar será una representación. Acepta que va a observar actores y actrices encarnando un papel. Acepta ser parte de un espectáculo único e inolvidable.

¿Qué pasa con el cine?

El cine también se muestra con un panorama aún incierto, ya que depende mucho de producciones extranjeras y además alegan que no quedó clara la regulación del Gobierno, con relación al protocolo sanitario sugerido, expresó Julio Angulo, presidente de la Cámara de Exhibidores del Paraguay. Agregó que hay cuestiones fiscales a tener en cuenta para la reapertura de las salas.

El representante dijo que aún no cuentan con fecha de reapertura por tres motivos. “La primera es la disponibilidad de estrenos mundiales, no vale la pena abrir y mover todo el negocio si es que no tenemos opciones para el público y ese es un problema a nivel global”, aseveró.

Otro motivo es que no quedó claro para la organización la condición de abrir salas con hasta 50 personas respetando la distancia. “A nosotros no nos parece lógico el límite de 50 personas, teniendo en cuenta que contamos con salas de 60 a más de 400 asientos, nosotros creemos que la condición real debe ser el tamaño de la sala, así como pasa con los locales gastronómicos”, explicó Angulo.

Además el empresario recordó que están aguardando la resolución con relación a una serie incentivos fiscales para el sector. “Ya contamos con la reducción del 50% del IVA, pero falta aprobar el proyecto que reduce en un 50% el pago de IPS y Ande, hay que recordar que volveremos a trabajar muy golpeados por meses de cierre”, finalizó.

En época de pandemia, tanto el cine como el teatro buscaron formas de sobresalir, el primero con la vuelta de autocines y el segundo con autoteatros y funciones online con un precio simbólico a pagar para acceder.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí